Amor, por encima de TODO

domingo, 17 de julio de 2011


No se si será producto de la edad, de la incertidumbre de no saber qué hacer en cierto momento de la tarde, hoy domingo 17 de julio.. Paréntesis esto me recuerda a que estoy cumpliendo 17 años y medio! Estoy en el punto intermedio entre la mayoría de edad y unos bellos 17 años que los disfruto todos los días y siento que sigo sin disfrutarlos del todo y desconozco el por qué.

Estoy escuchando Talk de Coldplay (mi banda preferida por cierto). A mi derecha tengo el televisor, ayer estuvo jugando Argentina – Uruguay, pero no tenía ni la más pálida idea de cómo iba el partido. No por desinterés, más bien, mi mente está divagando por lugares lejanos como últimamente lo hace a menudo. No se dónde estás mente mía, no te encuentro y no se si quiero hallarte. Voy a dejarte volar lejos llevando contigo esos pensamientos tan profundos como el océano, no comprendo las señales que me enviás. ¿Por qué soy tan compleja? Prefiero esa expresión por no autodefinirme como una mente desastrosamente enredada con abundantes ideas.

Hace tres días a las 19:40 estrenó la última película de la saga Harry Potter. La gente no entiende que pueda encariñarme de tal manera con unas hojas de papel. Crecí con ellos, me acompañaron en momentos que nadie lo hizo, comprendiendo los sentimientos de los personajes, sus alegrías, dificultades. Las películas reflejaban pobremente lo que mi imaginación creaba, pero lo hacían. Desde hace años vivía con la ansiedad de la próxima película, la espera para ver como reproducían lo que una persona había vislumbrado al leer la novela. Este jueves comprendí que no iba a esperar ni conjeturar nunca más con el niño que vivió. Voy a extrañar esto.

Por otro lado, me siento en dificultades de encontrar algo que me atrape en sus redes y deslumbre mi curiosidad. Esta situación a decir verdad me tiene un tanto aburrida y en cierto momento me desespera. Agradezco la tranquilidad de mi personalidad y mis actos. Me contienen para evitar el deseo de colgar a alguien del ventilador, para desquitarme. Gracias!

Ilumíname, me sorprende el nivel de mis pensamientos que van más allá de lo que mis palabras puedan expresar. Me siento una persona con buenas armas en lo que a poderes lingüísticos se refiere, sin embargo sigo sin poder hacerte llegar lo que tanto me concierne.

Me siento encerrada en mi cuerpo, limitada por acciones van más allá de mis elecciones. Hay momentos en los que me gustaría no vivir en sociedad, que no hicieran falta el dinero, para hacer lo que queramos. Todos los días veo fotos de paisajes soñados, bosques, praderas, que quién sabe dónde estarán y yo debo conformarme simplemente con mirarlas y a decir verdad, no me alcanza. Me decepciona que tengamos estos límites, somos personas con emociones y deseos, no entiendo que tengamos que pasar nuestros años en determinados lugares si vivimos en un planeta tan hermoso. Me aflige tanto. Quisiera ser un espíritu libre y poder ir a esos sitios imaginados cuando quisiera, pero la vida nos depara otros caminos.

¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? No entiendo.