Amor, por encima de TODO

viernes, 1 de junio de 2012

Hilvanando ideas


Cada experiencia era más fuerte que la anterior, más real, más sincera, como si todo este tiempo, la espera hubiera sido necesaria para lo que se avecinaba. El aleteo de las mariposas en el estómago se intensificaba por mucho en comparación con los anteriores.
En cuanto al fracaso de las experiencias pasadas, la habían forjado para ser quién hoy es. No habían sido fracasos, más bien, a lo largo de todo este tiempo había recolectado herramientas que conservaría y utilizaría cuando creyera conveniente. Nada le aseguraba que aquella sensación de revoloteo que ahora la invadía, no con fervor pero si con paciencia, fuera la de veras real y no otro errado intento. Pero que le serviría para tropezar, caer, levantarse y crecer, SEGURO.